dosmilocho4girls. Canciones 2008

R: Nuestra segunda lista, como no podía ser de otra forma, se centra en las canciones que han marcado el pasado 2008. Aquí no tuvimos duda alguna: I’m not gonna teach your boyfriend how to dance with you de Black Kids es, sin duda, un temazo que nos entró como una bala en la sien y se quedó alojada en nuestro cerebro. Pasan los meses y sigue ahí, palpitando cada vez que escuchas el tema. Por eso es nuestro número uno. El número dos teníamos claro que sería Glasvegas, pero supongo que la elección del tema es más bien cosa mía: It’s my own cheating heart that makes me cry ha sido, probablemente, una de las canciones que más a menudo he puesto en repeat en mi iPod. En cuanto al resto, dejo mucho para que comente Estela sus favoritos. Por mi parte, me quedo con ese Sleepy head de Passion Pit que finalmente pusimos en el número 10 para que sepáis que os vamos a dar mucho el coñazo con ellos en el 2009; con ese If I know you de The Presets que me hizo recuperar la esperanza en la música de baile burraca; esa Brinni que sabíais que iba a estar más arriba o más abajo (aunque, con el corazón en la mano, reconocemos que el logro del temazo de Robyn es SUPERIOR); ese Inside a boy de una My brightest diamond que siempre nos roba el alma… Y ese Blind de Hercules & Love Affair que hemos metido al final de la lista como statement absoluto: sí, nos molaba y nos mola. Pero, señores y señoras, el flipe que se han marcado en otras listas con este tema es, simple y llanamente, excesivo.

1. Black Kids – I’m not gonna teach your boyfriend how to dance with you
2. Glasvegas – It’s my own cheatin heart that makes me cry
3. Robyn – With every heartbeat Sigue leyendo

Anuncios

listas4girls. MARZO

R: ¿Qué entra? Para empezar, Sons & Daughters se mantienen en la lista pero “entran” en el número 1. Porque Darling (y el álbum que lo acompaña) gana con el tiempo. Y porque vienen al Summercase y podremos estar a pie de pista para verle las bragas a Adéle. Otros que se mantienen pero “entran” en el 10 son The Long Blondes. Después de unas cuantas escuchas, el disco resulta algo bluff y como jitazo sólo se salva Century, con esa producción pistera de Erol Alkan. Sigue leyendo

listas4girls. FEBRERO 08

E: En music4girls estos días estamos locos con Glasvegas. Y con Hercules & Love Affair. Y con lo nuevo de The long blondes. Hemos descubierto a Le loup y nos gusta mucho. Seguimos siendo muy fans de Sons & Daughters, que después del tremendérrimo Guilt Complex sacan como segundo single Darling. También tiene segundo single la Kylie, Into my arms es uno de los temazos del año. Sigue leyendo

discos4girls. Sons & Daughters – This gift. Pedazo de regalazo.

sonsdaughtersR: Que sí, que ya lo tenemos. No nos preguntéis cómo lo hemos conseguido cuando aún faltan más de dos meses para que aparezca oficialmente en la calle… La cuestión es que no sólo lo tenemos en nuestras manos, sino que además ha resultado ser uno de esos discos que ambos estamos escuchando de forma adictiva, casi enfermiza. El mismo día que lo escuché por primera vez, lo llevaba puesto en el iPod al salir del trabajo, y Estela me decía que dejara de escucharlo tanto, que lo iba a quemar. Su advertencia era justificada: era la cuarta vez que lo escuchaba ese mismo día. Pero, a la vez, su advertencia tenía muy poco de videncia: una semana y algo después, This Gift de Sons & Daughters da muestras de cualquier cosa menos de desgaste. Sigue leyendo

news4girls. Adele Bethel nos pone burracos…

R: En el 2005 se convirtieron en nuestro grupo revelación. Si fuéramos la Rockdelux describiríamos a Sons & Daughters como cigarillos y sudor sobre la pista de baile. Si fuéramos la Ruta 66, directamente los describiríamos como semen y sudor sobre la pista de baile. Porque de eso va la cosa: baile de guitarras con aromas americanas que se te meten en la entrepieran y no te abandonan. Les dedicamos un post por eso y porque se han sacado de la manga Guilt Complex, un single de adelanto que se va a convertir en una de las canciones del año. Ah, y también porque Adele Bethel nos pone burracos. ¿Por qué? Miren ustedes esos taconazos repiqueteando al principio del video… ¡queremos ser el suelo que pisa Adele!

Sigue leyendo