agenda4girls. Faraday: conciertos al lado de la playa

Imagen 5R: Siempre se ha dicho que uno de los mayores encantos del FIB es la oportunidad de disfrutar de tus conciertos favoritos debajo de las estrellas y al lado del mar… Y es cierto, pero no tan cierto como en el caso del Absolut Faraday, un evento que ya lleva unos años ofreciendo la posibilidad de disfrutar de lo mejor de un festival pero sin masividades y, ahora sí, al lado del mar. Literalmente. Y es que desde absolutamente todos los escenarios del Faraday puedes oler el salitre y ver las aguas de la Platja del Far de Vilanova i la Geltrú. En esta edición, el evento se alargará un día (del 3 al 5 de julio) y, además de llenar el viernes y el sábado de actuaciones más que interesantes, también ofrecerán dos conciertos obligados para el domingo: Gary Olson (de The Ladybug Transistor), Songstore y Boat Beam, una de las sorpresas patrias más estimulantes de la temporada. El resto de días, las actuaciones tampoco van a desmerecer: Joe Crepúsculo (que después de verle en el Primavera, da miedo vaticinar qué tendrá pensado para este fin de semana), Manel (extraño pero interesante hype catalán llamados a ser los sucesores de Antònia Font), The Lucksmiths, The Lions Constellation, The New Reamon, Bèstia Ferida, 1990s, Extraperlo, Margarita, bRUNA… Y, sobre todo, los cuatro que os seleccionamos con especial cariño a continuación. Sigue leyendo

trickortreat4girls. Le Pianc

l_fb449923b3ee47fb81ee7cf82ec72e57R: Voy a dejar la comparación habitual para el final. Es decir: voy a intentar evitarla durante todo el texto. Porque, la verdad, puede que sea la comparación que llega antes a través de los oídos pero que, si nos ponemos literales, al final resulta que sólo tiene que ver con cierto sentir cachondo en todo lo que tocan y las voces teatrales en primer plano. Le Pianc son una especie de comuna musical redomadamente cool (¿una cool-muna?) con base en Barcelona: Carol, Laura, Alexis, Pol, Lambert, Abel y Sergi son muchos, sí. Y podría parecer que juntar a tanta gente en un primer disco es un peligro: tantas voces creativas y (aparentemente) novatas pueden hacer que lo que debería ser un puzzle melódico acabe convirtiéndose en algo churrigueresco. Pues nada más lejos de la readidad. Le Pianc, el debut homónimo de esta banda, suena coherente y homogéneo: pop de cámara entendiendo por “cámara” algo así como “la habitación de un niño precoz y genial con millones de instrumentos de juguete”. A eso suena Le Pianc. A digresión divertida y explorativa. Si no me crees, explóralos tú mismo en su MySpace. ¡Ah! ¿Que con quién los comparan siempre? Con B-52s. Pero ni caso. Que en realidad suenan más a unos Deerhoof menos fríos, con el corazón tocando el suelo que tú y yo pisamos ya sea a través de la diversión o la melancolía. Depende de la canción. Depende de la oreja que pongas. Por ahora, Le Pianc responden nuestros Trick or Treat a tres voces…

1. El primer disco que me compré… (Sergi) fue el Boom 5, aunque me hubiera gustado que fuera el Boys don’t cry de The cure.
… (Carol)
Porgy and Bess, de los hermanos Gershwin, con Ella Fitzgerald y Louis Armstrong.
… (Abel) fue el Boom 5 (creo que lo compramos juntos con Sergi, jeje). Sigue leyendo