dosmilnueve4girls. Canciones

R: Cualquiera pensaría que, tras nuestras listas de los mejores discos internacionales y nacionales del año, no va a haber sorpresas en la lista de canciones. Pues que piense dos veces, porque nos hemos currado un top-25 arrebatador en el que incluso podéis escuchar todas las canciones… Claro que aquí van a estar las obsesiones de nuestros últimos 12 meses, pero no sólo de obsesiones vive music4girls: como podréis ver y escuchar, hay de todos para todos. Snobismo y baja cultura, cholismo y dancerismo, bombo y bombones, sal gorda y sal fina. Os dejamos con las canciones, que hablan por ellas mismas.

Sigue leyendo

gigs4girls. Junior Boys (Barcelona, 14 de agosto)

Imagen 3R: (Barcelona: Lolita, 14 de agosto) Resulta tremendo pensar que uno de los mejores conciertos de este año se haya desplegado sobre el escenario de un club como el Lolita (Razzmatazz) a una hora tan intempestiva como las 3 de la madrugada. Pero así fue… y no se puede decir que no estuviéramos avisados. Las excelencias del tercer álbum de Junior Boys, Begone Dull Care, debería ser suficiente garantía para mover a cualquiera a cualquier sitio a cualquier hora. Y parece ser que así fue: lo prueba una sala totalmente llena (y debía ser de gente que venía a ver el concierto, por que si no, se hubieran marchado a la segunda canción). La entrega fue inmediata en cuanto Jeremy Greenspan, Matt Didemus y el bateria (no oficial de la banda y, por lo tanto, sin acreditar) salieron al escenario y proporcionaron la primera caricia a los cogotes de los asistentes con las delicias de Hazel. En aquel momento, ya sorprendían varias cosas: Sigue leyendo

agenda4girls. Junior Boys en España

Imagen 1R: Curioso lo de Junior Boys. Cojamos mi caso (porque es el que me queda más cerca… y porque me consta que es bastante representativo de cierto segmento de la población musical). Last Exit, su primer álbum, me fascinó por completo (y sigo pensando que contiene uno de los mejores temas de la banda: Bellona). Pero su segunda entrega, So this is good bye, me aburrió como una ostra… tanto, que fui incapaz de no arrastrar aquel sentimiento hacia su nuevo disco, Begone dull care. También es cierto que hay cierta parte de la población musical (me encanta este concepto) que lo ha ido flipando cada vez más a cada nuevo álbum. Y resulta que parte de esa población son colegas a los que suelo hacer mucho caso. Así que toca decir: gracias. Si no fuera por vuestra insistencia, no me fliparía a día de hoy Begone dull care, no habría redescubierto las excelencias de So this is good bye… y no estaría todo mojado al pensar en el concierto que, esta noche, abrirá la gira española de la banda. Sigue leyendo