agenda4girls. In-Edit 2009

F102D246LH01E: Para los que no podáis esperar a nuestra sección en el No són hores de esta noche, os adelantamos que hacemos un análisis profundo y pormenorizado de uno de nuestros festivales favoritos: el Festival de Cine Documental Musical In-Edit, cuyo propio nombre es más descriptivo de lo que pueda ser yo. Pero por si hay algún alma que todavía no sepa de qué va, hay que destacar que es un festival de cine documental dedicado a la música y sus daños colaterales. En él cada año (y con este ya van siete) podemos disfrutar de piezas que de otra manera sería imposible poder ver en nuestro país, con la música como eje central, sus documentales abordan artistas, músicos, luminarias, iconos y estrellas desde puntos de vista biográficos, sociológicos, literarios y de investigación. Pero ojo, que esto suena a coñazo y de eso nada. Cuando uno acaba de verse sus pelis en el In-Edit tiene la muy reconfortante sensación de ser un poquito más culto y saber un poquito más de qué va el asunto. Y eso, señores, en los tiempos en los que estamos, no tiene precio. Raül y yo llevamos días haciendo encaje de bolillos para organizarnos la semana, desde hoy y hasta el domingo 8 de Noviembre, el In-Edit inunda el Aribau Club y el cine Rex con su particular tormenta de imágenes musicales. A continuación, nuestros imprescindibles. Ya sabéis: nos vemos en el cine. Sigue leyendo

agenda4girls. In-Edit Beaffeater 2008

imagen114E: El otro día manteníamos Raül y yo una conversación más o menos seria acerca de la crisis (si, si, no os vayais a pensar que nos pasamos todo el tiempo que estamos juntos haciendo el mongo grabando vídeos y poniéndonos en evidencia. De vez en cuando también nos gusta comportarnos como personas normales y nos preocupamos de lo que pasa a nuestro alrededor). El epicentro de la discusión era sobre si la crisis realmente podía afectar a todos los sectores y si lo que se estaba haciendo era sembrar un pánico injustificado general. Cada cual que piense y opine lo que quiera, aquí mi compañero y yo llegamos a la conclusión de que crisis, haberla hayla, pero no es para tanto, ya que hay sectores que, pudiendo verse afectados de alguna manera, podían perfectamente sobrevivir siempre y cuando presentaran una oferta de calidad y que interesara cien por cien al consumidor. Sigue leyendo