trickortreat4girls. Guille Milkyway – La Casa Azul

la casa azul

E: Hace solo un par de días os avanzábamos que La Casa Azul editaban un maravilloso disco de rarezas como necesaria extensión al remarcable La Revolución Sexual. La nueva Yma Sumac (lo que nos dejó la revolución) es la respuesta a las querencias y necesidades de los que somos muy fans de Guille Milkyway y pensábamos que tendríamos que esperar más meses para recibir una nueva dosis de sus sensaciones pop. Así que ahora que su figura vuelve a dibujarse en el horizonte musical más próximo (y nosotros que nos alegramos, porque Raül está ahora mismo escuchando la versión en directo de Chicos Malos que incluye el disco y me dice que es sencillamente preciosa), os dejamos unos trick or treats que para nosotros son especialmente reseñables y que hemos recibido con absoluto cariño y admiración. Damas y caballeros, con ustedes: Guille Milkyway.

1. El primer disco que me compré… quizás el primer disco en Twins de los Hombres G, en 1985.
2. Película para la que mis sesiones podrían ser banda sonora…
Annie Hall, de Woody Allen. Sigue leyendo

trickortreat4girls. The Pepper Pots

Imagen 1R: Ya lo dijimos en su momento: The Pepper Pots no son la respuesta nacional al nuevo revival soul… Son, directamente, la Next Big Thing dentro o fuera de nuestras fronteras. Aunque, de “next”, nada de nada: llevan varios discos trabajándose a pulso la etiqueta de big band impecable y arrolladora, y su última mutación en bestia soulera de ojos azules no es ni más ni menos que la transformación definitiva a la hora de partir tu corazón. Su último álbum,  Now! (con alguno de los temas del cual puedes deleitarte a lo largo y a lo ancho en su MySpace), es un catálogo de sonidos limpios que llegan directos de las girl bands de los 60 y a los que sólo les falta la rugosidad del vinilo para ser perfectos. En nombre de la banda, Joan Verges (batería) deja su colección de la Motown, Marvin Gaye y Phil Spector en 7” para contestar nuestros Trick or Treats

1. El primer disco que me compré… el Dangerous, de Michael Jackson.
2. Película para la que mi música podría ser banda sonora… Alta FidelidadSigue leyendo

trickortreat4girls. Anímic

2628_55182919453_626739453_1335861_4745238_nR: Pónganse los cinturones, porque vienen curvas. Y no por la música que practican Anímic (y a la que ya dedicamos un extenso snobs4girls escrito desde la admiración sincera), sino porque es una de esas bandas con numerosos miembros… ¡y nos han contestado los Trick or Treats a seis voces! Para empezar, tenemos que darles las gracias públicamente por mimar el cuestionario de tal forma… Y, para continuar, a lo dicho en aquel snob4girls he de añadir que hay algo de Anímic que no sabía entonces y sé ahora: su directo es uno de los más sublimes del panorama nacional. Por “sublime”, sin embargo, no hay que entender aspavientos ni grandes aspavientes: ayer (día 30 de julio) demostraron en el bar Heliogàbal (en la excepcional compañía de El petit de Cal Eril y Maria Rodés de Oníric) que son capaces de apuntalar sus canciones con los mínimos recursos y, aun así, conseguir que se erigan ante al público como grandes torres de madera que te ves obligado a explorar. Y es que ya dije en su momento que la música de Anímic tiene mucho de exploración, de aventura, de excursión de colegio en el día de la tortilla (o, al menos, de la parte pastoral y arrebatadoramente bonita de hacer este tipo de excursiones). Si existe una escena anti folk catalana, Anímic bien pueden lucir las joyas de la corona de todo rey que se precie… Y al decir “anti folk” que nadie piense en la pirotécnia comercialoide de Devendra Banhart y compañía. Como otros grupos de esa escena, como Espers o Bowerbirds, Anímic trabajan la retaguardia para cocinar sus pócimas mágicas en forma de folk atemporal y preciosista. Por ahora, os dejamos con sus (completitos) Trick or Treats

1. El primer disco que me compré... (Zuma) Nothing like the sun, de Sting. (Juanjo) Revolver, de The Beatles. (Louise) Bobby brown. (Ferran) El Nevermind, de Nirvana. (Nuria) These days, de Bon Jovi. (Roger) ¿Cuándo se come aquí?, de Siniestro Total. Sigue leyendo

trickortreat4girls. Anorak

l_7dfb55ce1e0d3dc44342481cdd5b16bfE: Anorak son una de esas bandas que poco a poco y sin hacer demasiado ruido, se van afianzando como uno de los mejores en su género dentro de nuestra escena nacional. Con su primer disco llamaron mucho la atención y consiguieron posar sobre sus hombros el honor de ser considerados los Postal Service españoles. Más electropoperos que indiétronicos, con Neighbourhood Postcards (Rhonda Records, 09), su segundo disco en el mercado, demostraron que no solo saben hacer preciosas composiciones de electrónica cristalina (que en directo deconstruyen en apabullantes temazos de electropop bailable), sino que saben rodearse de las mejores compañías: Guillamino, Helena Miquel, Agnes Aran e Iris Aneas les pusieron voces a temazos tan evidentes como Through you o Silhouettes. Incansables buscadores de lo nuevo y mejor en la escena, supieron encontrar en Linda Mirada todo el potencial que tiene antes que nadie, y se lanzaron a remezclar San Valentin en una alianza que bien podría haber dado como fruto una de las mejores canciones nacionales del año. Antes, ya habían pasado por su filtro sintético la tristeza de Teléfono de la esperanza de Klaus & Kinski y recientemente se han aliado con Miqui Puig en un Ep homenaje a Sideral. Delicadeza y elegancia en las composiciones y una experiencia increíble en la música se aúnan en esta banda a la que por muchos y personales motivos, esta que escribe les tiene especial cariño. Mikel Martínez, cabeza pensante del grupo, inquieto donde los haya (también es componente del dúo de electrónica de vanguardia Texas Sci-Fi), nos contesta nuestro Trick or Treat con el desparpajo y el humor que tanto le caracterizan.

1. El primer disco que me compré… uno de The Communards o El estado de las cosas de Kortatu… No recuerdo.
2. Película para la que mi música podría ser banda sonora… Sin duda, Karate Kid 3 (en la que Daniel se pone gordo). Sigue leyendo

trickortreat4girls. Hidrogenesse

animalitos-espejos-3R: Este Trick Or Treat nos hace especial ilusión. ¿Por qué? Porque Hidrogenesse, de alguna forma u otra, nos han acompañado  en nuestro trayecto como music4girls. Es lo malo de ser unos modernos (de mierda): muchos son los grupos que pasan… pero pocos los que se quedan. E Hidrogenesse es de los segundos. Para empezar, porque no son un grupo para modernos (ni de mierda ni cualquier otro tipo). Y, para acabar, porque empezaron mucho antes que nosotros y, si tenemos algo claro, es que nos sobrevivirán. Es lo que tiene el talento de verdad: Hidrogenesse podía parecer, en un principio, un proyecto paralelo de Genís de Astrud junto a Carlos, su pareja. Pero ya se sabe que, cuando de paralelismos se trata, una de las líneas puede pegar un volantazo genial en un momento dado… y salirse por la tangente. La tangente por la que se han desviado Hidrogenesse es el weird-pop recalcitrante, con letras abigarradas y repletas de ironía que se conjugan con sonidos laberínticos que los emparentan directamente con sus adorados Sparks. Ya hace más de dos años que salió al mercado Animalitos (y que elegimos Disfraz de tigre como mejor canción del año), una obra magna y desbordante que actuaba de glosario de sus guilty pleasures y lugares comunes: la base perfecta para flexionarse antes de dar un salto con pirueta circense hacia fascinantes parajes musicales que, seguro, están por venir. Por todo eso, porque somos muy fans de Hidrogenesse, es todo un honor dejaros con sus respuestas a nuestro Trick or Treat

1. El primer disco que me compré… (Carlos) El Meat is murder, de los Smiths. (Genís) Toda la discografía de los Eurythmics, en el 85.
2. Película para la que mi música podría ser banda sonora…
Nos gustan las películas sin banda sonora, pero podría ser cualquier peli de Fassbidner en las que ponía canciones de Leonard Cohen, Suicide, KraftwerkSigue leyendo

trickortreat4girls. Le Pianc

l_fb449923b3ee47fb81ee7cf82ec72e57R: Voy a dejar la comparación habitual para el final. Es decir: voy a intentar evitarla durante todo el texto. Porque, la verdad, puede que sea la comparación que llega antes a través de los oídos pero que, si nos ponemos literales, al final resulta que sólo tiene que ver con cierto sentir cachondo en todo lo que tocan y las voces teatrales en primer plano. Le Pianc son una especie de comuna musical redomadamente cool (¿una cool-muna?) con base en Barcelona: Carol, Laura, Alexis, Pol, Lambert, Abel y Sergi son muchos, sí. Y podría parecer que juntar a tanta gente en un primer disco es un peligro: tantas voces creativas y (aparentemente) novatas pueden hacer que lo que debería ser un puzzle melódico acabe convirtiéndose en algo churrigueresco. Pues nada más lejos de la readidad. Le Pianc, el debut homónimo de esta banda, suena coherente y homogéneo: pop de cámara entendiendo por “cámara” algo así como “la habitación de un niño precoz y genial con millones de instrumentos de juguete”. A eso suena Le Pianc. A digresión divertida y explorativa. Si no me crees, explóralos tú mismo en su MySpace. ¡Ah! ¿Que con quién los comparan siempre? Con B-52s. Pero ni caso. Que en realidad suenan más a unos Deerhoof menos fríos, con el corazón tocando el suelo que tú y yo pisamos ya sea a través de la diversión o la melancolía. Depende de la canción. Depende de la oreja que pongas. Por ahora, Le Pianc responden nuestros Trick or Treat a tres voces…

1. El primer disco que me compré… (Sergi) fue el Boom 5, aunque me hubiera gustado que fuera el Boys don’t cry de The cure.
… (Carol)
Porgy and Bess, de los hermanos Gershwin, con Ella Fitzgerald y Louis Armstrong.
… (Abel) fue el Boom 5 (creo que lo compramos juntos con Sergi, jeje). Sigue leyendo

trickortreat4girls. Centella

l_b4ba87098c7e4f588606ecc4646d07f9R: Están  creciendo últimamente muchas propuestas al amparo del do it yourself en Barcelona. Pero no un do it yourself a la vieja usanza… Aquí hay un estilo refinado. Y buen gusto. Y cancionacas tremendas que hacen de los mínimos medios la mayor de sus virtudes. Si tuviéramos que elegir un puntal de esta nueva ola barcelonesa (y patria, en general), lo tendríamos bastante crudo. Pero está claro que Centella estaría entre el grupo de cinco propuestas que nos lo pondrían difícil. Centella es Padi Fuster, militante también de las añoradas campañas de guerrilla sonora de Sibyl Vane. No hace demasiado que ha sacado su desnudo (que no raquítico) álbum en uno de los sellos más interesantes del panorama nacional: Producciones Doradas. Un debut homónimo con temas arrebatadores como El hervor o Amenaza, dos de los que podéis escuchar en su imprescindible MySpace. Es allí precisamente donde define una centella como “un fenómeno natural relacionado con las tormentas eléctricas“. Y es que su música es como estar dentro de casa y ver una tormenta eléctrica. Sólo que, a veces, la tormenta no está fuera, sino dentro. A tu lado. Si todo lo dicho te convence, aún hay más: puedes descargarte gratis su debut en www.centelleando.net. Para quitarse el sombrero. Así que nuestro consejo es que descarguéis el disco y que lo escuchéis mientras leéis el Trick or Treat que nos ha respondido Centella

1. El primer disco que me compré… Sigue leyendo