listas4girls. Febrero 2010

¡ESCUCHA NUESTRA LISTA DE FEBRERO AQUÍ!

E: Primera lista oficial del año, y bien contentos que estamos, porque había tanta cosa nueva que destacar que casi nos decidimos. Y eso es señal de que la cosecha de este año puede ser muy interesante… aunque igual es demasiado pronto para cantar “victoryyyy” (a lo Johnny Drama en Viking Quest). Sea como fuere, el último número uno del año fueron Hurts, y es de ley que el primero de 2010 sean ellos también. Pero ojo, que no lo hacemos porque el mundo nos ha hecho así, sino porque tienen nuevo single… y qué single señores. A medio camino entre Duran Duran y Take That (y así leído suena fatal, pero no), Blood, Tears & Gold es la grandilocuencia emo hecha canción. Qué maricas somos (a veces) y cómo nos gusta. Seguido, Ellie Goulding, la cabeza (rubia) más visible del radar trendy del año. Muchos medios ya se han fijado en ella (nunca diremos que hemos inventado el pan, por mucho que a alguien le pueda parecer lo contrario a veces), y la cosa no es gratuita. Esta chica sabe facturar jits de electro pop de vieja escuela, elegantes, sintéticos y de pegada tremenda. Under the Sheets es temazo, temazo. Entran una de las grandes alegrías del panorama nacional. Cuando se supo que Los Punsetes sacarían disco hubo jolgorio y alegría en la redacción de music4girls, pero es que lo de Tus amigos ya es como para caerse de culo: y ojo al vídeo, que es totalmente priceless. Se mantienen Delphic. A su Acolyte le estamos sacando bastante pringue. Aunque puede que Doubt sea la canción definitiva de sus himnos de Madchester United. Y finalmente, y por la parte que me toca, el lado más dulce, a ratos ñoño y en todo momento genial de She & Him, la re-reunión del maestro M.Ward con la dama que mejor sabe hacer de oligofrénica colgada. Zooey Deschanel aparca su peculiar sentido de la comedia y sus mohines de niña mona y entrañable para volver a tirarse a la piscina de sonidos añejos y destartalados que tan buenos resultados le dio hace un año. Menos folk y más pop, esta In the sun promete tardes coloridas y optimistas. Es un poco “tengo ganas de fiesta de que acabe el invierno de volver a nadar en el mar”, y eso hace que me encante.

R: Tal y como dice Estela, hemos tenido grandes problemas para seleccionar sólo diez temas para nuestra lista… Pero es que también hemos tenido serios problemas para repartir los primeros puestas. Vale: Hurts tenía que ser el número 1. Pero… ¿cómo obviar el hecho de que estamos a principios de año y ya tenemos dos de esos discos que te hacen exclamar “¡discarral del año!”? El primero es, sin duda, el de Midlake. Teniendo en cuenta que nunca me he avergonzado de ser un fan-fatal de Fairport Convention, ¿cómo no rendirme a The Courage of Others? Mucho se ha hablado de la influencia de los míticos británicos sobre la nueva ola de folk… Pero es que Midlake han conseguido destilar un disco que, sin duda, es el que recoge el testigo de Fairport Convention con mayor emoción. El Teen Dream de Beach House también entiende de emociones… y de muchas otras cosas que no podría sintetizar en este párrafo. Lo mejor que se puede decir es que el álbum es un chorreo continuo de sensaciones fuertes que vienen empaquetadas en un envase aparantemente indolente. No te dejes engañar: Norway es, sin duda, una de las canciones del año. Tras el versus que nos marcamos al respecto del One Life Stand de Hot Chip, poco más podemos decir al respecto. Sólo que I feel better nos va a hacer bailar durante todo el año… como, muy posiblemente, ese Tik Tok de Ke$ha. Todavía no nos hemos decidido: ¿es esta tipa una cholaca de las que sacan una navaja y te rajan la ingle? ¿O va a ser lo más? Dejadnos un poco más de tiempo. Lo necesitamos para asimilar el fenómeno. El mejor antídoto para el hype, sin embargo, es y será para siempre Four Tet: su música ensoñadora es la típica que sirve para mañanas soleadas, tardes cálids y noches repletas de estrellas. Vamos: sirve para todas horas. Por algo es imposible no engancharse a Love Cry.

Anuncios

2 comentarios

  1. Viva Midlake y viva Four Tet, claro que sí.

    Pero arrozales de Camboya para la tal Ke$ha, que seguro que lo petaría en el iPod de Vicky Pollard. Odio los artistas con símbolos, números o iniciales en su nombre (esto me ayuda a descartar al 90% de los raperos) y también todo lo que se anuncia en Spotify.

  2. Jajaja…amigo poliptoton, y eso que no la has escuchado! Aunque conociendo tus guilty pleasures, te recomendaría que te alejaras de sus canciones, podrías volver a obsesiones pasadas 😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: