omg4girls. La Róisín, totally orally

roisinR: Alguien pudo extrañarse hace un par de días cuando colgamos un post sobre el nuevo temazo de Róisín Murphy… ¿Tanto hablar de ello y no nos dignamos en colgar la portada del single? No, niños. music4girls no somos tan descuidados. De hecho, estábamos ya trabajando en un análisis pormenorizado, punto por punto, del festín que supone esta foto que véis aquí al lado (y que podéis disfrutar al final del post en mayor tamaño y con sus numeritos y todo). Y es que esta fotografía no sólo nos habla de la fijación oral que tiene una de nuestras divas preferidas desde que compra en el Premamá, sino que también habla de otras “fijaciones” y “delirios”. Vayamos por partes…

  1. Fijación prenatal. Todo el mundo sabe que las embarazadas, como los alcohólicos y los drogadictos, pasan por diferentes fases. La primera, evidentemente, es la de negación. Y Roísín está hay diciéndole al fotógrafo: “mira, si me pongo boca abajo e hinco el panzurral en el sofá parecerá que tengo menos barriga que la Britney“. (Y ya sabéis que el fotógrafo respondió que no es muy difícil tener menos buche que La Brinni).
  2. Fijación fashionista. Murphy es ampliamente conocida por sus modelazos. Su último delirio es implantarse en el hombro un cordón de perlas majóricas que ha sido “clavado” a pelo. Que nadie se asuste: el agujero que le va a quedar ahí lo utiliza para otros complementos e incluso para llevar  la correa de perro y poder salir a pasearlo mientras lee el NME. El no va más de los complementos.
  3. Fijación familiar. Otra fase preñil: darle mucha importancia a la familia. En este caso, a la Róisín le ha dado por sacar del trastero los muebles de su abuela. O eso, o se ha ido el jueves al Raval a recoger muebles viejunos. Le dan el toque old-fashioned charm que buscaba en la foto; por mucho que, para poder tumbarse encima, haya tenido que ponerse la misma cantidad de vacunas que te ponen si te vas a la India.
  4. Fijación sexual. El título del single lo dice todo. Como me decía ayer Miss Carrussel, “ay, Róisín… qué marranona“.
  5. Fijación “que esto se desborda”. Eso es lo que debe pensar cada mañana la Murphy. No me extrañaría que las medias fueran una variación de las fajas Vulcano para adelgazar que venden en el teletienda de madrugada. De aquí a la faja de la abuela, un paso. Por favor, tía, por el bien del retoño, entra ya en la fase de “cómo mola tener  bombo“.
  6. Fijación higiénica. O, más bien, NO fijación higiénica. ¿Soy el único que piensa que tendría el peor ataque de alergia de su vida si estuviera a menos de 100 metros de esta moqueta?
  7. Fijación anal. Yo no digo nada, pero los embarazos provocan cositas muy feas en esta zona. No me extraña que se tape.
  8. Fijación fashionista (2ª parte). Que sí, que los taconazos son muy majos, Róisín. Pero aprovecha, porque de aquí a un mes si quieres seguir caminando con esto vas a tener que ir al Circo de tu pueblo para que te den una clase de equilibrismo.
  9. Fijación choni de barrio. Ese tupé hacia atrás, ese “efecto despeinado”… Que mola mucho, la verdad. Pero yo sé una pelu de mi barrio en la que te lo hacen por 5 euros.
  10. Fijación Rottenmeyer. Es que me imagino a la Murphy hablando con el diseñador de la portada: “Acento en la ó y en la í. Que ya llevo casi tres discos y todavía nadie sabe dónde coño poner los acentos“.

roisin-numeros

Anuncios

Una respuesta

  1. […] El regreso de Róisín Murphy, en plan diva de after cool y embarazada: cuanto más haya de ella en este mundo, mejor. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: