agenda4girls. In-Edit 2009

F102D246LH01E: Para los que no podáis esperar a nuestra sección en el No són hores de esta noche, os adelantamos que hacemos un análisis profundo y pormenorizado de uno de nuestros festivales favoritos: el Festival de Cine Documental Musical In-Edit, cuyo propio nombre es más descriptivo de lo que pueda ser yo. Pero por si hay algún alma que todavía no sepa de qué va, hay que destacar que es un festival de cine documental dedicado a la música y sus daños colaterales. En él cada año (y con este ya van siete) podemos disfrutar de piezas que de otra manera sería imposible poder ver en nuestro país, con la música como eje central, sus documentales abordan artistas, músicos, luminarias, iconos y estrellas desde puntos de vista biográficos, sociológicos, literarios y de investigación. Pero ojo, que esto suena a coñazo y de eso nada. Cuando uno acaba de verse sus pelis en el In-Edit tiene la muy reconfortante sensación de ser un poquito más culto y saber un poquito más de qué va el asunto. Y eso, señores, en los tiempos en los que estamos, no tiene precio. Raül y yo llevamos días haciendo encaje de bolillos para organizarnos la semana, desde hoy y hasta el domingo 8 de Noviembre, el In-Edit inunda el Aribau Club y el cine Rex con su particular tormenta de imágenes musicales. A continuación, nuestros imprescindibles. Ya sabéis: nos vemos en el cine. Sigue leyendo

news4girls. I want to be a… DJ Hero!

Imagen 1R: A este paso, vamos a tener que crear una sección sólo para hablar de videojuegos, porque cuando no nos flipamos con la versión The Beatles de RockBand… lo hacemos con el próximo Singstar Miliki. Y ya tenemos aquí el siguiente paso: DJ Hero. Su nombre es bastante elocuente y seguro que va levantar titulares del tipo “De los creadores de Guitar Hero, Guitar Hero 2, Guitar Hero 3, Guitar Hero 4 y Guitar Hero 5 llega una revolución de tan variado concepto: DJ Hero!“. El concepto es simple pero, bueno, al Papa lo que es del Papa: no se le había ocurrido a nadie todavía. Un plato fake total como “mando” a la hora de mezclar todo un conjunto de canciones preseleccionadas. Podría sonar a mash-up… pero no. Se ve que las canciones finales tiran más al concepto de “bootleg” de toda la vida (con lo que hubiera molado hacer de Girl Talk… ¡puta locura!). Eso sí: la selección de artistas remezclados es la caña. Sigue leyendo