listas4girls. SEPTIEMBRE

ESCUCHA AQUÍ NUESTRA LISTA DE SEPTIEMBRE

E: Inauguramos temporada en music4girls. Y además totalmente de estreno, así que la lista de este mes reluce como un mueble nuevo del Pet Society. Viene cargada de hits ideales para combatir la vuelta a la rutina y la ausencia de las playas y las puestas de sol tardías. Auguramos un otoño espídico, por la cantidad de lanzamientos llamativos, jits y actuaciones imprescindibles. Si la primera mitad del año ha sido magnífica, lustrosa y efusiva en cuanto a novedades musicales, la segunda no le irá en absoluto a la zaga. Si no, dadle una escucha al alucinante estreno de Music Go Music (“el Fantasma de las Eurovisiones Pasadas de Abba“, como bien los definió Raül en su día). Son los primeros porque lo merecen, ya os advertimos en la lista de agosto. Y escogemos Warm in the shadows porque es un tema de casi diez minutos que desprende glam por todas sus notas (Freddy estaría orgullosísimo y envidioso a la par), con crescendos, con sintes, con Hammonds, guitarras, glitter y estrellas fugaces. Recuperemos las plataformas, tiñámonos de rubio, póngamonos cintas en el pelo y volvamos a robarles a nuestros padres los pantalones de pata de elefante. Asaltemos los montes a plena noche y de blanco impoluto entonemos este himno de bright pop que es desde ya, hit imprescindible de este blog. No perdemos entusiasmo ni energía. Escogemos It doesn´t have to be beautiful de Slow Club porque es la canción más definitoria y entusíastica de su primer disco, del que ya estábamos enamorados. Percusiones, coros y carreras en bicicleta cuesta abajo en otro hit sentimental de euforia arrolladora con un trasfondo de mordacidad realista. A continuación pensábamos marcar unos minutos de calidez reposada con Away with murder de Camera Obscura, pero es que el segundo single de My Maudlin Career, Honey in the Sun, es tan absolutamente redondo y perfecto que no hemos podido evitar añadirlo a esta efusiva primera parte de nuestra lista. Los de Glasgow dejaron de ser “los escindidos de Belle & Sebastian” con su anterior album, Let´s get out of this country, un manifiesto de pop inteligente y emocional que parecía insuperable. Mentira, porque este disco recoge lo mejor de aquél y lo pule de forma astuta y sutil. Un disco que hay que disfrutar de principio a fin y que no tiene fisuras. Pero que encuentra en esta Honey in the Sun un jit maravilloso con explosión final. En la segunda mitad de la lista un imprescindible, un maestro, un alquimista del baile: vuelve Calvin Harris con las pilas cargadas, sabedor de que un sábado noche no era lo mismo sin un hit suyo. Si pensábamos que produciendo a Kylie había tocado techo nos equivocábamos. Bailaremos Stars Come Out hasta la extenuación, como si lo viera….

Soulsavers+1R: Totalmente absorvido por el canto a la revolución disco que acaba de hacer Estela hablando de Music Go Music (fans! fans! FANS!), se me hace difícil arrancarme a hablar de Soulsavers. O no tan difícil, porque lo cierto es que su nuevo álbum, Broken, es toda una celebración pagana que se te mete debajo de le piel y te invita a cantar al dios del Bourbon. En nuestro número 2 brilla Unbalanced pieces como faro guía de esta nueva religión con la que Soulsavers exploran el blues del delta iluminados por las palabras de un chamán vudú que ha tomado la garganta de Mark Lanegan y múltiples colaboradores. Imprescindible. Igual de imprescindible que volver una y otra vez al maravilloso La Revolución Sexual que ya fue uno de los discos destacados de nuestro año pasado. Completando lo allá escuchado, La nueva Yma Sumac es una colección de canciones que llevan el cartel de “especial” estampado en la frente. Si no, ¿cómo se explica este directo con alma de bossa nova en el que Guille Milkyway y Douglas T. Stewart (de BMX Bandits) deconstruyen Chicos Malos sin dejar de sonar arrebatadoramente inocentes? Aterrizando en la segunda parte de nuestra lista, poco me queda por decir sobre Mayer Hawthorne que no me haga quedar como un fan total. Sólo que, si esta lista fuera mía en exclusiva, el número 1 estaría compartido por Just ain’t gonna work out y Basic space de The xx (bueno, si nos ponemos personales, aunque reconozco que Basic space es jitazo, me quedaría con Night Time). Porque si todavía no hemos hablado de The xx es porque, ante mi fascinación y entrega absoluta, Estela sigue diciéndome que le dé más tiempo para ver si lo entiende (aunque me da que cada vez les tiene más manía). Algo parecido a lo que le ocurre con esos Discovery que a mi siguen fascinándome como cuando les dedique su pertinente discos4girls. Por eso mismo casi cierran la lista con el maravilloso So Insane, sólo un puesto por delante de uno de los bluffs de la temporada: después de las maravillas de su mixtape del año pasado, The Very Best no están a la altura en su debut. Eso sí: tienen cancionacas como la copa de un pino. De entre ellas, nos quedamos con su colaboración (pertinente) con Ezra Koenig de Vampire Weekend: ese Warm heart of Africa que nos calentará hasta que llegue la lista de octubre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: