newbands4girls. The Big Pink

tbp

E: The Big Pink son Robbie Furze y Milo Cordell. El primero fue guitarrista de Alec Empire y el segundo es el capo de Melok Records (y a él le debemos que se pusieran en circulacion los temas de The Klaxons, Teenagers y Telepathe -bien – y que Crystal Castles se puedan permitir destrozar raves desde dentro -mal.).  Además ficharon ya con su segundo single, Velvet,  por la excelsa 4Ad (M.Ward, Bon Iver, The Mountain Goats…), y son a día de hoy su gran apuesta para lo que queda de 2009. CALIENTE, CALIENTE. The Big Pink han conseguido poner a sus pies a toda la prensa inglesa con tan sólo tres sencillos. Y entre los muchos reconocimientos con los que ya cuentan, se incluye el premio Radar de la revista NME, y todo apunta a que son los próximos candidatos a next big thing de la prensa británica. TEMPLADO. The Big Pink hacen shoegaze oscuro, industrial y electrónico. Escuchándolo vienen a la mente The Jesus&Mary Chain, My Bloody Valentine, los Slowdive pasados de vueltas de Pygmalion y los Primal Scream más triposos y menos guarros. Dicen que les une la fascinación por el shoegaze y el digital hardcore ¿FRIO?.

Con todos estos credenciales, y sin haber oído ningún tema de este dúo que parece sacado de un descarte de Callejeros (en cualquiero momento parece que les de por gritar: “¡¡a robar carteras!!”), una no sabe si pensar bien o mal. Por un lado tienen un background excelente y por otro parece que sean un grupo más de esta creciente ola de bandas adscritas al revival noventero (vale ya, por favor). Pero basta con escuchar su primer single, Too young to love, para darse cuenta de que no son ni una banda emo de sábado por la tarde, ni un hype poser de los treinta que surgen al día. Sus temazos molan, enganchan y evocan. Con una primera escucha a Velvet es fácil darse cuenta de que tienen arrestos suficientes para ser el nuevo grupo más elogiado y cañero de lo que queda de año. Porque estos dos hacen shoegaze. Sí. Que ahora mismo te hace shoegaze hasta Belén Esteban en los intermedios de Sálvame para no quedarse dormida durante los anuncios. También. Pero lejos de quedarse en lo anecdótico del género (guitarra quí, pedal allá, distorsiónate, distorsiónate), saben colar melodías de esas de canto de sirena sin sonar a pastiche excesivo y churrigueresco. The Big Pink han sabido reconducir un género que ya cansa hacia derroteros más oscuros y neo-romáticos, si cabe, y deja las posecitas de adolescente con calcetines a topos para The Pains of Being Pure at Heart y las camisas a cuadros y el angst de síndrome pre-menstrual a The Joy Formidable. Los temas de The Big Pink son pura carnaza para la dancefloor; son lametazos de M para un viernes a las cuatro de la mañana. Directos al tuétano. Sino escúchate Stop the World y dime si no te suena a trallazo a lo Munich. Yo digo que sí, tanto que los mismísimos White Lies tienen que estar ahora mismo dándose una vueltecita por Haití buscando un brujo que haga buen vudú.

En septiembre se edita el primer disco de estos dos, se llamará A Brief History of Life (título pelín pedante y soseras, todo sea dicho). Lo han producido ellos mismos y lo mezcla Rich Costey, el artífice de parte del sonido de Interpol o Glasvegas, con los que estos dos tienen bastante en común en cuanto a estilo. De él, lo primero que escuchamos fue Dominos (que ya destacamos en nuestra lista de agosto). Y la promesa está ahí: pasajes atmosféricos, con un crescendo de tripi total de esos que te obligan a levantar los brazos y desear que la noche no acabe nunca. Para ir abriendo boca, se puede escuchar el disco entero en la web del grupo. Un conjunto de canciones ahora opresivas y de claroscuros engañosos y ahora ambientales y místicas en plan “ve a la luz, Carol Anne”, pero siempre con un barniz épico ensoñador de producción impecable e intenciones claras.

Se van a morir de envidia: White Lies,demasiado concentrados en hacer la comprar al Eroski (o lo que sea que haya en su pueblo) para darse cuenta de que su fórmula está gastada y que se pueden tener influencias sin caer en el sopor del calco aburrido.

Van a telonear a: a Slowdive cuando se decidan a reunirse (y faltará poco porque son los únicos que no lo han hecho y el revival esté ya está en un puntillo que huele).

De aquí a tres años: estarán produciendo la enésima vuelta de tuerca de The Klaxons, dando recomendaciones de estilo a Cut Copy y haciendo un album conjunto con Glasvegas, con los que iniciaran un nuevo género: el trans-twee shoegaze-postindustrial.

Jitazos: Velvet, Dominos, At war with the sun

Más info: The Big Pink Myspace4AD

Anuncios

2 comentarios

  1. White Lies no se van a morir de envidia… directamente se van a morir. (y no me lo invento, que salió el cantante en NME diciendo que había mucha gente deseando que se muriera… ¿por qué será?)

    R.

  2. […] Publicado el 2009/09/11 por music4girls R: Os lo advertimos hace ya un tiempo con un newbands4girls como la copa de un pino: The Big Pink la iban a liar. Puede que la etiqueta “nu grave” […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: