omg4girls. Mika + Fidel (de Aída) + Moss (de The It Crowd) + 5 gramos de M&M´s por via intranasal = Sliimy

slimmy

E: Hace unos días nos enteramos vía la popnografía (sí, nuestras fuentes son más indies que las de Pitchfork) de que Warner finalmente había claudicado y le había regalado a Perez Hilton nada más y nada menos que una discográfica, para que el chavalin juegue a empresario de la música. Ya sabemos que se llamará Perezcious Music y que servirá para apoyar a los artistas que el Falete de los USA apoya en su propio blog (que todos sabemos que está escrito por el negro de Ana Rosa Quintana). No debe extrañar que Warner haya tomado esta decisión, tan arriesgada en un principio – y más como está el patio – como acertada, porque Hilton en su día se fijó en Mika y Lady Gaga y mirad ahora dónde están, siendo estrellas de los politonos de la red de cercanías del Masnou. Por fin conocemos al primer fichaje…y solo puedo decir que he tenido que pedir hora en el oftalmólogo para que me hagan un implante de retina, porque al ver sus vídeos la mía ha estallado en mil pedazos y está esparcida ahora mismo por el teclado. El interfecto en cuestión es Sliimy, un ente que en popnografía definen como una “moderna de mierda” gabacha que canta en inglés, una versión 2.0 de Mika, algo más estilizadamente naif y evidentemente camp (…). Es como si Mika y Fidel (Eduardo Casanova) el de Aida hubieran realizado el coito, consecuencia del cual hubiera nacido Sliimy. Sigue leyendo

agenda4girls. Marianne Faithfull en L’Auditori

Imagen 1R: Ventilemos los “peros” que es capaz de sacarle cualquiera al concierto que Marianne Faithfull dará esta noche (29 de julio)  en L’Auditori barcelonés: 1. Sin la ristra de colaboraciones, puede que la colección de jitazos que es Easy Come Easy Go pierda lustre, y 2. Sin la seguridad del estudio, puede que la voz de la groupie más famosa de la historia no dé la talla… Una vez pasado el escollo de los “peros”, vamos a la respuesta a cualquier “pero” dicho o por decir: Bullshit!! Marianne Faithfull es Marianne Faitfhull! Y la oportunida de degustar su voz arreplegada en rugosos pliegues en un enterno tan sublime como el de L’Auditori es una oportunidad de esas que no se da cada día. Sigue leyendo