estilismos4girls.Rijuana vs Bonnie Wright

90723P9

E: No wayRihanna nunca ha destacado ni por su sencillez, ni por su gusto vistiendo, ni por saber escoger novios. Pero algo sí hay que reconocerle: puso de moda el look Cúpula del Trueno mucho antes de que Lady Gaga supiera siquiera que existía la película. Es difícil encontrar una foto donde la cantante de Umbrella salga humanamente decente. Cuando no abusa de las estructuras de hierro, le da por el rollo retrofuturista con combinaciones imposibles de blanco y negro (y ya es difícil combinar estos colores mal). La cuestión es no pasar desaparcibida. Que seguro que es lo que pensó cuando saltó de la cama y se plantó este outfit para acudir a la premiere de Inglorious Basterds en London: “mejor que sobre que no que falte”. Sigue leyendo

agenda4girls. The Lions Constellation + Los Tiki Phantoms

Imagen 1R: De nuevas y viejas revelaciones… La nueva: The Lions Constellation, que a base de golpetazos sobre la mesa del revival shoegaze han conseguido no sólo hacerse un hueco en la escena barcelonesa, sino en el difícil indie nacional. La ya conocida: Los Tiki Phantoms y su anarquía de rock surfero escondida detrás de sus siempre cachondas máscaras de esqueletos. Si por separado ya son motivo suficiente para moverse hacia cualquier sala de la ciudad, hoy vamos a tener la oportunidad de verlo uno detrás de otros en la sala Sidecar (Barcelona), a partir de las 10 de la noche de hoy viernes 24 de julio. Sigue leyendo

snob4girls. Cass McCombs – Catacombs

Imagen 1R: Catacombs contiene una canción, Dreams-come-true girl, que juega a favor y en contra del último disco de Cass McCombs. Es, simple y llanamente, plusperfecta. Uno de los temas imprescindibles del año, sin duda. Pero cuando tienes entre tus manos semejante composición y la utilizas para abrir el álbum, puedes encontrarte con que el resto pierde brillo… Algo así pasa en Catacombs. Aunque no del todo. Porque lo que sigue a Dreams-come-true girl es perfecto, de tal forma que sólo pierde el “plus” de delante y casi casi casi que ni se nota: un ejercicio de roots cocinadas al calor del chisporroteo de una buena hoguera iluminando la noche del paisaje desértico de Texas. Sigue leyendo