trickortreat4girls. Alaska in winter

l_5e47ab438d9a31d915175a1a486d3586R: A Alaska in winter le pesan, injustamente, las comparaciones con Beirut. Porque es cierto que Brandon Bethancourt y Zach Condon ven cómo sus caminos se van cruzando una y otra vez (de hecho, son colegas), pero no es de recibo que para hablar una y otra vez como si Alaska in winter fuera un proyecto que crece a la sombra de Beirut. Ni mucho menos: comparten esa sensibilidad étnica y festiva, casi folclórica. Y también un gusto por las canciones que explotan en el aire como fuegos de artificio que te dejan un buen rollo muy similar a un escalofrio de placer. Pero es precisamente por eso por lo que habría que equipararlos y no poner a Bethancourt por debajo de Condon. Para comprobarlo, basta escuchar el magnífico Holiday, su segundo álbum; o bien dirigirse a su MySpace. Otro forma de conocerlo es leyendo el TrickOrTreat que ha contestado para nosotros…

1. El primer disco que me compré… 93 till infinity, de Souls of Mischief.
2. Película para la que mi música podría ser banda sonora…
La Historia Interminable
.
3. La película con la que siempre lloro…
Los Inmortales
. Sigue leyendo

Anuncios

snob4girls. The Mountain Goats & John Vanderslice – Moon Colony Bloodbath

Imagen 1R: Toca inaugurar sección. Hace tiempo que le dábamos vueltas a que cada uno de nosotros tuviera una sección “exclusiva”; y, desde el principio, teníamos claro que mi sección debía ser una derivación pura y dura del discos4girls centrada en álbums más rockdeluxeros que los que solemos tratar en music4girls. De hecho, por ahí pululan varios discos4girls a los que voy a cambiar de sección en menos que canta un gallo (Bonnie ‘Prince’ Billy y Bill Callahan, por ejemplo)… Pero centrémonos en lo que toca: The Mountain Goats y John Vanderslice sacan EP conjunto. Bueno, más que sacarlo, lo lanzaron en una edición limitadísima en vinilo de 1000 copias que se vendieron como churros en la gira conjunta que han hecho este mismo 2009. Pero ya sabéis: God save de Interné! Gracias a los blogs de descarga, no es difícil conseguir esta joyita que suena más a The Mountain Goats que a John Vanderslice, para que vamos a negarlo.  Sigue leyendo