videos4girls. Esta noche Lily canta para mí…

E: A todos los que decían que Lily era una cretina techno yoli de extraradio (me inclusive), hortera de mercadillo y clueless hasta decir basta, toca ponerles este vídeo. Puede que Lily siga siendo una cretina (ojalá la cretinitud, o cretinez o whatever se esfumara con un corte de pelo, pero no suele ser así), pero todo el tema de la horterez de Juani de la Mina afortunadamente lo va aparcando. En el vídeo de The Fear se nos presentaba como una Maria Antonieta vestida de H&M (nada peyorativo esto) con su melena lisa y su flequillo al viento. Monísima. La canción aparcaba el rollo Yoli Techno Ska de su primer disco y ahondaba un poco más en la vena classic pop de la Allen. Lo celebramos. Luego Lily se hizo un bob estupendo de la muerte y daba una entrevista en Nylon donde abría su corazoncito y no daba pena, pero sí ternurilla. A día de hoy yo sigo reivindicando su It´s not me, it´s you como obra cumbre del pop de este año (lo he oído más veces que Merriweather Post Pavilion, ¿qué me pasa, doctor?) y con cada nuevo paso de la promo del disco, más rendida me siento. El siguiente paso para la dominación mundial del trendysmo Allen ha sido el video de su siguiente single, Not Fair (qué gran canción, qué profundiad en la letra, cuántas almas identificadas con el rollo “eres el novio ideal, y me cuidas muy bien, pero te corres pronto y eso es una putada, hijo“). Como una ironía kitsch, se nos presenta la Allen en un entorno muy Dolly Parton, a juego con las bases de banjo y el rollo Far West post-moderno de la canción en sí misma. Pero ella, lejos de plantarse con un crepado de altura y flecos por doquier, se presenta como una auténtica diva setentera, con un mono de lamé blanco precioso, un pelo divino y una pose de virgen catequista que quita el sentío. Muchos ven ella una similitud nada escondida con Karen Carpenter, lo cual no haría sino acrecentar la genialidad de look en general. Superfan.

R: (esto es un video-response, como los de YouTube… Tengo que reconocer que, aunque el disco entero de la Allen no me gusta nada, esta canción me hace gracia: al principio me parecía el colmo de lo hortera y al final, a fuerza de pensar que es un horterismo deliverado, he acabado pillándole cariñín. Y ahora que Estela ha puesto esa frase de la letra, soy fan irredento. Eso sí, al ver el video me he acordado de otro clip muy pero que muy similar: Rise up with fists!, de aquella Jenny Lewis que parecía que, hace unos años, iba a comerse el mundo y al final lo único que se ha comido son las devoluciones masivas de su último e infumable álbum.)

2 comentarios

  1. Qué buen tema! No la conocía, gracias por descubrírmela.

  2. De nada!! El disco entero no tiene desperdicio, que conste…

    R.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: