discos4girls. Röyksopp – Junior

imagen-11R: Algún día, Estela y yo haremos públicos los sms telegráficos con los que solemos comunicarnos. Últimamente, además de la serie “es Kylie la que canta en la última canción de lo filtrado de Los Pechos?” “Yo juraría que sí” “Yo también“, ha habido otra conversación que vendría a resumirse en: “Bájate ya lo nuevo de Röyksopp, es la bomba” “¿En serio?” “Que sí: colaboraciones de Robyn y la de The Knife” “Joder, la canción de Robyn y Röyksopp es la caña“. El tema en cuestión se titula The girl and the robot. Y va a ser jitazo de la temporada junto a otros temazos de Junior, el último álbum de estos noruegos que nos enternecían con el video aquel del osito en cautividad (Poor Leno). De entrada, es inevitable quedarse prendado del mencionado y de los dos temazos en los que Karin Drejler (de The Knife y esa Fever Ray que sigue teniéndonos el corazón robado) demuestra que sigue siendo una diva-dance incluso sin el malrollismo musical típico de sus proyectos más personales: This must be it y Tricky Tricky están destinados a ir apareciendo mes tras mes en nuestra lista de canciones imprescindibles… Hasta que llegue el verano y recuperemos el disco entero para bailar y sudar en el FIB (que seguro que hacen escala en el festival veraniego por excelencia). El resto del álbum va alternando trallazos pisteros (True to life, It’s what I want, Miss it so much) con remansos de paz orquestal y popera (Vision One, Röyksopp forever), dejando en el cuerpo una sensación de equilibrio eufórico que te hace olvidar el mal regusto que dejó su anterior trabajo (el soso The Understanding) y te remite al maravilloso Melody AM con descargas eléctricas propinadas por la omnipresente influencia de Daft Punk. Que sí, que la referencia está más que desgastada. Pero es lo que toca. Dos cosillas más: también hay una colaboración con Likke Li, pero como tampoco es santo de mi devoción no tengo ni idea qué pista es. Y, por último, al ver que la recuperación de los noruegos viene de la mano de Robyn y Karin Drejler, ¿no os vienen ganas de exclamar: ¡Suecia al rescate!?

E: Que sí, que sí. Que el disco de verdad mola. Y mira que hace un par de días, cuando Raül me asaltaba via telefónica y via e-mail para que lo escuchara yo estaba en plan “ya está este hombre flipándose de la vida otra vez“…porque Raül se flipa mucho con todo, y no siempre se le puede hacer caso. Pero debo decir que en esta ocasión el entusiasmo estaba más que justificado. A mí es que Röyksopp lo primero que me producen es pereza. Poor Leno es muy bonita, y el osito da ternura, y cuando oigo algun que otro sampler en el disco de Loney Dear pienso “mira, estoy es muy Röyksopp“, con lo cual imagino que su influencia habrán tenido. Así que me enfrentaba a Junior más por compromiso que por otra cosa. Han sido muy astutos de poner el mega temazo en la segunda pista. Porque te pilla así como que desprevenida pensando: “bueno, sí está bien, pero tampoco mata“. Que tampoco mata… ahí esta es subidón indietrónico que es, oh dios mío, The Girl and The Robot. Título perfecto para esta copla futurista que tiene a Robyn de protagonista. Los que pensaban que solo podría hacer cosas impactantes con Kleer Up se equivocaban. De esta mujer unas buenas manos sacan lo que quieren. El siguiente trallazo es, bien lo ha dicho Raül, This Must Be It, que sí, esta canción debe ser eso, un it, porque vaya tela. Prueba irrefutable de que Karin tiene mejor gusto para escoger las canciones que las portadas para su disco. Chorradas aparte, tenemos dos temas discotequeros con los que deberemos sobrevivir mínimo medio año, esperando no quemarlos antes. El resto del disco está bien, pero quizá palidece un poco junto a estos dos hits. La canción de Likke Li, Miss it so Much, es muy Likke Li, potita, dulce y poperilla. Mona como ella misma pero sin ningún dolor. Nada que ver con Tricky Tricky ni con, madre mía, It´s What I Want. Otro disparo de seis minutos que cierra el disco por todo lo alto y de la mejor de las maneras, dejándote un mono terrible y obligánadote a poner inmediatemante el repeat on and on and on. Un no parar. Qué gustazo de disco, por dios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: