gigs4girls. HOMENAJE A LOS PLANETAS, Luces y sombras de un concierto que podría haber sido mítico

1213295315365_fE: Llevaba tiempo con una fecha marcada en el calendario como imprescindible. Desde que se hizo público que se haría un homenaje a Los Planetas en el Auditori a través de las actuaciones de otras bandas que tocarían sus temas favoritos de la banda granadina, he estado a la expectativa de a ver qué podía resultar de ahí. No cabe duda de que Los Planetas, le pese a quién le pese, es quizá el grupo referencial del pop de los noventa. Con una discografía intachable (hasta Encuentros con entidades) y la mayor cantidad de himnos generacionales por álbum, esta gente pueden presumir de ser de los más respetados y admirados del panorama nacional. Los nombres que se publicaron en un principio eran de lo más suculento: Morente, Lagartija Nick, Fernando Alfaro, Manos de Topo, Nacho Vegastodos bandas o artistas con un imaginario bastante particular que podían acabar transformando (y por qué no, mejorando) clásicos de la vida de cualquiera como De viaje, Qué puedo hacer o Segundo premio, por enumerar las primeras que se me vienen a la mente. Así que prometía ser uno de los eventos del año. Ahora que ya ha tenido lugar, no me atrevo del todo a decir que lo incluiría en mi lista de los mejores.
Durante semanas se había especulado con muchas informaciones y rumores que afectaban a la propuesta general. La que más se oía era que el grupo homenajeado no iba a hacer acto de presencia. Más tarde se decía que algunas de las bandas confirmadas no iban a actuar, y luego, evidentemente, estaba el caso de las que sí estaban confirmadas pero que no fueron. Como es el caso de Morente, que dicen que estaba enfermo. Porque él es muy grande (literal y figuradamente) pero que sepamos, el don de la ubicuidad no lo tiene todavía. Por lo visto podría haber actuado en Rusia.
Así que este era el panorama: concierto con una inciativa de lo más interesante, con un cartel de entrada de lo más florido y con rumorología recurrente de fondo. El espectáculo estaba garantizado.

R: Pero garantizado no significa materializado. Y la verdad es que al final el espectáculo no se materializó… del todo, al menos. La cuestión es que el homenaje iba perdiendo fuelle a medida que iba avanzando la noche. Parecía que, cuanto más popular era el grupo que salía al escenario a versionar, menos alma le ponía a lo que estaba haciendo. Empezaron Clovis con un tratado que bien podría titularse “cómo desnudar las composiciones de Los Planetas hasta hacerlas parecer de la buena vida”. Lo consiguieron. E incluso protagonizaron uno de los mejores momentos de la noche con sus versiones melancólicas, atemperadas y dulces. Les siguieron Pumuky. Y aunque tengo que reconocer que en su segunda canción exclamé “hay que tener huevos para ser una banda que no conoce nadie y desmarcarte con una Mogwai-variation de Los Planetas de más de diez minutos”, ahora me como mis palabras. Con patatas y lechuga y lo que me echéis. Porque su actuación fue la segunda mejor de la noche, sólo superada por los inmensos, inconmensurables e inigualables Manos De Topo. Fueron los que mejor se llevaron los temas originales a su propio terreno, con la peculiar voz del cantante (de esas que tomas o dejas, pero que no te dejan indiferente) y la percusión de cristal sobrevolando el Auditori. A partir de allí, cuesta abajo. Tachenko (y el side-project Fantasma #3) rellenaron la papeleta con arte pero sin gracia. Y del resto, de los “nombres grandes”, sólo soy capaz de salvar al siempre sublime Nacho Vegas, el único show-man español que tenemos entre las filas indies: su discurso fue para el recuerdo (con ese “bien, Jota, claro que hay que hacer la revolución… pero concreta, por favor”), y sus canciones no sólo demostraron que es un maestro, sino que también va sobrado. La primera fue una versión de Nick Drake (de una cara B de Los Planetas), mientras que la segunda fue un tema que, según él, había compuesto junto al líder de la banda homenajeada. Lori Meyers y Lagartija Nick dejo que se los cargue Estela. Como colofón, yo sólo puedo poner varios “peros” a la noche. Para empezar, se echó de menos a la banda, claro. Un homenaje sin homenajeados presentes siempre se queda a medio gas. Y, para acabar, se echó de menos más “alma” en el evento. No lo sé: una colaboración final entre varios componentes de cada grupo… algo así. Porque el final de palmadas generalizadas cazurras fue peor que una reunión de Los Inhumanos.

planetas-blanco-negroE: Exacto. Porque no es no lo mismo que le dediquen un ciclo cinematográfico a Paul Newman en Calasparra de Abajo, que si se le hace un homenaje en Barcelona (que ya sabemos que no es el centro del mundo pero que mal comunicada no está…) a un grupo cuyos componentes están todos vivos. Porque este hecho también afectó a otros grupos, ya que el bateria de los planetas, Eric, es el mismo que en su día lo fue de Lagartija Nick. Obviamente, no estaba. Y no era el único miembro del grupo que no apareció. Eso sumado a una actuación más afectada por la coca mal cortada que por el entusiasmo por lo que se estaba haciendo dio como resultado una aparición que en momentos destacó por lo bochornosa. Como bochornosa fue también la aparición de Lori Meyers, que tranquilamente podría pasar por ser la banda que tocaría en la fiesta de final de curso de Física o Química. Entre nombres tan grandes como el de Nacho Vegas o Morente (aunque no estuviera), poco tenían que hacer estos chicos espídicos y pretenciosos. Y es que resulta curioso que de todas las bandas que tocaron la que más destacara y triunfara tanto a nivel de actuación como de recepción por parte del público fueran esos Manos de Topo que con un único disco en el mercado tienen a (casi) todo el mundo en el bolsillo. Con su peculiar forma de escenificar su música, hicieron lo que debían haber hecho todos (que en definitiva era lo que esperábamos), llevaron grandes canciones (en su caso Db y Línea 1) a su terreno haciéndolas propias de una forma brillante, sincera y muy humilde. Y eso que no son santo de mi devoción (yo soy de las que no “entran”), pero no puedo evitar pensar que fueron los que mejor y más acertadamente lo hicieron. Porque sí, lo de Nacho fue una broma divertida (tocar una versión y presentar un tema nuevo con la excusa de que “cuando J muera en manos de una mujer despechada, yo tocaré una canción suya”) pero tampoco era lo que tocaba.
En definitiva, un concierto que sí, estuvo bien, pero le faltaron muchas cosas para ser el homenaje que Los Planetas merecían (o no, porque visto el plan…).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: