discos4girls. Scott Matthew + Cut Copy

imagen15R: Scott Matthew – Scott Matthew. Este hombre está presente en music4girls desde hace ya unos tres meses: inauguró con nosotros las listas de canciones mensuales y allí se ha quedado por méritos propios. Siempre que tengo la oportunidad, digo lo mismo: Matthew está llamado a ser el relevo natural de cantautores sensibles (que no sensibleros) como Antony o Rufus Wainwright. Al principio decía que era el punto medio entre Antony & The Johnsons (por la voz afectada y la tendencia a lo dramático) e Iron & Wine (por lo desnudo de sus composiciones), pero cuando me dí cuenta de que era más fácil venderlo substituyendo a Sam Beam por Rufus, cambié el rollo inmeditamente. Ya se sabe: arriba el rollo gayer. Todo sea para promocionar a Matthews. ¿Que por qué se merece este australiano (neoyorkino de adopción) toda mi campaña de publicidad? Por un motivo básico: porque es un orfebre entregado al delicado arte de crear canciones de cristal con destellos capaces de hacerte llorar. Todo empezó, por extraño que parezca, en el film Shortbus (John Cameron Mitchell, 2006): Matthew es el folkie barbudo que, guitarra en mano, desgranaba composiciones preñadas de ternura en medio de orgías diversas. ¿No es suficiente para enamorar? Por si hay algún cazurro que sigue diciendo que no, que no es suficiente, Scott Matthew está a punto de desembarcar en nuestro país con un álbum de debut redondo: 11 canciones esculpidas sobre la capa más externa de su propia piel. Abandoned estará en mi compilación de mejores canciones del año, pero es que el resto no se quedan atrás: Balladear, Habit, Surgery o Market me to children no se quedan atrás a la hora de rebuscar las lágrimas entre los pliegues de tus emociones. Y esto es, sin duda, el mejor regalo para aquellos que, por mucho que el día no amanezca lluvioso, gustamos de llevar las nubes negras de tormenta en el interior de nuestra cabeza.

E: (Hay que ver lo mucho que la cabra tira al monte. Tú siempre con tus rollos folkies deprimentes, tristones y súper gayers, y yo aquí abajo reseñando el típico disco que te pones el viernes por la noche martini en mano antes de salir de fiesta)

imagen22E: Cut Copy – In ghost colours. Y del tremendismo folk de Scott Matthew al divertimento pop de Cut Copy. En pleno revival de la música de baile de base electrónica, estos australianos (hoy estamos muy del rollo de las Antípodas…) irrumpen con In ghost colours, una apología al electro new wave más elegante y hedonista, al pop más fresco y más festivo y a la electrónica más genuina. De lo cual se extrae que el nuevo disco de Cut Copy gustará a los que le guste el electropop, el pop, el new wave, la indietrónica y cualquier género que beba de las bases más populares y accesibles de la música actual. Esto podría sonar como algo negativo, pero no lo es. Porque con esto, lo que consiguen Cut Copy es un disco homogéneo (aunque pueda parecer lo contrario) y sobretodo muy honesto que se hilvana a través de melodías pegadizas y sonidos bailables que recuerdan a los mejores momentos del french disco y el tecno pop de los noventa. Al italodisco. A The Human League, a Alphaville y a Erasure. Y es que ya su primera canción, Feel the love, es toda una declaración de intenciones: In ghost colours es un disco hecho exclusivamente para ser disfrutado en la pista de baile o en los momentos más festivos del día. Su apogeo tiene lugar con el tándem Out there on the ice y el single Lights&Music (ojo a la remezcla de Boys Noize), y con So Haunted, uno de los tracks más roqueros del conjunto. En general hablo de un disco que me tiene flipada. Que me gustó desde el primer momento en que lo oí. Que tiene canciones como la ya mencionada anteriormente, Lights&Music que seguro que me van a acompañar a lo largo del año y que me sirven de revulsivo a lo largo del día. No puedo evitar ponerme de buen humor cada vez que la escucho.

R: (Puesssss… dos apuntes después de una única escucha. 1. Me ha hecho gracia esto de que sean australianos porque ha habido cierto momento en el que me han recordado a Midnight Juggernauts y 2. ¿Quieres creerte que Lights&Music me gustó mil en su remezcla de Boys Noize pero que me ha dejado a medias en el disco? Qué cosas. Eso sí: han superado mi primera escucha con nota)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: