retro4girls. You will have your revenge.

imagen11E: Como estamos en Navidad, y ya queda poquito para que acabe el año que nos ocupa, considero este un muy buen momento para ponernos ñoños. Y aunque a Raül la ñoñería le gusta más que a mí, debo decir que cuando acabe estas líneas es posible que me tengan que llevar al hospital de la subida de azúcar que me está dando. Porque hace unos días, concretamente antes del concierto de La Róisín (del que hablaremos pronto) sonó una canción que me ha traido de cabeza desde que la escuché. Cantaba una chica en francés y tenía unos subidones magníficos, era una canción dulce y divertida. Y me sonaba un montón. Y anduve loca hasta que pude coger a quién la pinchó y suplicarle que me dijera el título o de quién era, como mínimo, para poder investigar. “Ay no sé cómo se llama…pero es de Baxendale“. Je serai espionne, señores. Esa era la canción. Y no miento si digo que por lo menos hacía cinco años que no la escuchaba. Igual que el disco al que pertenece, You will have your revenge. Que no sólo tiene esa canción (y otras muchas muy, muy grandes, de las que ahora os hablaremos) sino que también tiene ese gran himno generacional que fue y será Music for girls. Y es que Baxendale nos regalaron hace unos años un disco tan grande como la vida… que después de mucho tiempo he podido escuchar (no lo tengo original y cuesta un huevo de pato encontrarlo y las fuentes del emule son poquitas) y llevo toda la tarde con la lagrimilla mientras canturreo aquello de I love the sound of dance muuuusic

R: ¡Qué cosas! Estela abre este post en el 2007… y me hace empezar con dulzura el 2008 (lo siento, he tardado unos días en leerlo). Eso sí, me obliga a decirle a través de este diario varias cosas: 1. Que yo tengo el You will have your revenge original (jes jes jes), así que mañana mismo lo traigo al trabajo, lo pasamos a mp3 y damos por saco al personal con Je serai espionne, Music for girls, Batery acid y todos los temazos del álbum; y 2. ¿Dónde coñe pincharon Je serai espionne? ¿Quién la pinchó? ¿Por qué no estaba yo allí para disfrutarla? Pero centrándonos en el disco, hay que decir que aquel álbum de Baxendale fue una maravillosa e irrepetible anomalía en el panorama pop de fin de siglo. Existían otros grupos que, por entonces, practicaban un pop chicloso, despreocupdo, alegre e incluso naïf (y me viene a la mente, así a bote pronto, Bis y su sintonía de Las Supernenas)… pero Baxendale tenían algo que los hizo generacionales: las letras. Será por algo que, a día de hoy, cuando vuelvo a escuchar Music for girls siento un escalofrío post-adolescente recorriendo mi médula y obligándome a gritar “I’ll break your legs if you stop me dancing“. También será por algo que me sigo emocionando con baladones para loosers como I’ve blown it (big time) o I love the sound of dance music (que sería la canción que compondría Nick Hornby si se decidiera a hacer una historia de la música en seis minutos). Y sigo descacharrándome de gusto, baile y risa al ponerme himnos freaks como Switzerland, Neato o Battery Acid. Todas estas canciones están atravesadas por un amor profundo hacia la música pop. Hacia la música pop de verdad, incluyendo a sus adoradas Destiny’s Child o a la Spice guarrilla. Pero también están atravesadas por referencias culturales a los videojuegos o la televisión. Lo dijimos con Guille Milkyway y lo repito con Baxendale: esto es (post)modernidad y no la de esa payasa que se hace llamar La China Patino (algún día haremos un top de anti-divas encabezado por la petarda esta). Podría perder el tiempo diciendo que You will have your revenge es el sano vástago surgido de un cruce improbable entre The Human League, Pet Shop Boys y el pop de masas encabezado por Beyoncé. Pero paso. Baxendale son Baxendale. Y punto. Lo único que queremos es que vuelvan.

baxendale02E: El culpable de este revival baxendalero no es otro que Javi Buenavista, que la pinchó en el ratito previo al concierto de La Róisín. Centrándonos en el tema, You will have your revenge es un disco que adquiere más sentido cuanto más se sitúa en la época en la que salió, para el disco en sí y para nosotros. No quiero decir que si saliera ahora no nos gustaría tanto, pero posiblemente sus canciones no dejarían una huella tan profunda como lo hicieron hace casi una década ya. Al tono naïf y divertido del disco hay que unir un contexto especial por aquél entonces, donde no todos los días podía uno escuchar algo que sustituir al día siguiente. Por aquél entonces cuando te gustaba un disco lo escuchabas, lo cantabas, lo interiorizabas y lo disfrutabas durante mucho tiempo. Cuando Raül se lo compró original me pasó todas las letras a ordenador, para que yo también pudiera disfrutar de aquél disco como debía ser, conociendo cada estrofa y cada estribillo y sonriendo con cada metáfora (´Cause I´ve lost all my defenses since I´ve made contact with your lenses). Esto es lo que nos pasó con You will have… Que nos acompañó en los descansos de la universidad, en el tren camino a casa, en los ratos de asueto del gimnasio, en las noches más alcohólicas que durante muchos sábados siempre acababan con Music for girls cerrando el Razz cuando empezaba a serlo. En Baxendale encontramos letras con las que nos podíamos identificar de forma fácil en las cosas buenas y en las malas sin dramatismo, que tenían el punto adecuado de dulzor y acidez pero sin empachar o entristecer, cantando sobre cosillas cotidianas con una sonrisa en la boca.
Sólo una vez tuvimos ocasión de verlos, en un BAM una noche que curiosamente llovió. Hicieron una versión de Say my name y ahí nos rendimos a sus pies. Luego sacaron singles estupendos como Your body needs my sugar y se pusieron tremendones con I built this city, que les sirvió para hacerse más populares y ser más conocidos… y nunca más se supo. No sabemos si han estado tomando clases de canto estos años para regalarnos los oídos de forma definitiva (qué mal cantaban, por dios!), o si han formado una familia y cantan a sus niños The future para que se duerman.
Sea como sea, el mundo necesita otro disco de Baxendale.

R: (Ainsh… ¡Claro que necesitamos más Baxendale! Este post me ha hecho recordar tantas cosas… Incluso creo que voy a intentar comprar el vinilo de I built this city. Eso sí, deseando estoy de volver a cerrar una sesión de music4girls con la canción de marras. ¿Has puesto velitas a Santa Esperonohabermecargadolosaltavocesdelgaritoenelquepinchamosporprimeravez?)

E: ( Llevo todo el fin de semana loca buscando este por internet…y es bastante difícil de encontrar…¡yo también tengo muchas ganas de volver a pinchar! Y creo que si el dueño del local nos conociera en persona no podría resistirse a nuestro encanto. ¡Además, le mantuvimos el local lleno hasta que cerró! sino siempre podemos hacer una sesión pachanguera electro chunga en el Limit mientras los respectivos juegan al futbolin…)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: