discos4girls. X: Kylie’s back (de verdad de la buena)

kyliexE: Hace unas semanas ya hablábamos de la impresión que nos provocaban el single y respectivo vídeo de La Kylie, 2Hearts. Y quedó clara la controversia. Que si glam sí, que si esvaroski no, que si maromos emos con plumas, que si tirabuzones, que si rock de baratillo, que si Fever, que si Slow, y que si la abuela fuma. Bien. X ya está a la venta. Y los dos componentes de music4girls ya tienen sus respectivos originales (en edición especial, con dvd, purpurina y cinco euros más barato en el Mediamarkt). De hecho Raül ya tiene también su original de Fever, que ya tocaba. Y es que X ha sido, junto al disco de caras C de Radiohead (esto es una broma interna) el disco de mi semana. Y aunque las condiciones al oirlo no fueron las mejores sí me dejaron la sensación de “Uh… ¿perdón? ¿qué maravilla es esta?“, y ahora escúchandolo como Dios manda sólo puedo decir “¡Oh si, nena!”, Kylie ha vuelto con un discazo bajo el brazo. Sigue leyendo

Retrospectiva. Britney Spears (II). AUGE

britney01R: Con Blackout totalmente filtrado en la red, es hora de que nos pongamos las pilas y sigamos con nuestra retrospectiva de La Brinni, que está más colgada que un final de temporada de Lost. Subtítulo para esta segunda parte: AUGE. Porque sí, señoras y señores, La Brinni tuvo su apogeo. Algunos mantendrán que, de hecho, está en su apogeo ahora mismo. Pero no nos engañemos. Todos hemos visto el chichi de nuestra princesa del pop, e incluso los videos de ella en los que está más borracha que David Hasselhoff en sus días de buenas intenciones. Y eso formará parte de nuestra tercera parte (CAÍDA), pero todo se andará. Ahora centrémonos en aquellos maravillosos años en los que La Brinni aún podía permitirse el lujo de mantener su idílica historia de “con telarañas en el potorro hasta la noche de bodas”. Eso sí, ¿alguien se lo creía después de aquel videoclip que iniciaría su auge, Oops, I did it again, con aquel traje de cuero rojo que le hubiera marcado hasta las arrugas de la entrepierna si no fuera porque tenía menos de 20 años (y a esa edad, excepto casos de libro Guiness, no se tienen arrugas ahí, digo yo)? Sigue leyendo