news4girls. Kylie’s back: 2 hearts, 2 opinions

E: Yo a Kylie la quiero mucho. No voy a ser condescendiente con ella sólo porque haya estado malita. Y respecto de su nuevo single, Two hearts sólo puedo decir que es poco menos que decepcionante. Una espera de la australiana los sonidos electrónicos y de soft dance que la han encumbrado en la diva pop que es hoy en día. Y no es que esperara otro Fever en su grandeza ni un Body language en su mediocridad, pero este giro argumental en su música me tiene desconcertada. Y el videoclip del single no hace más que agravar mi sensación de estafa. Porque si viene Kylie hace dos años y me sale con este rollo me corro de gusto y hace que me tatúe su nombre en el brazo. Pero que a estas alturas de película me venga con micros de calaveras y cristales de Svaroski, actitud punk o roquera o yoquesé y parapetada entre tres fulanos con flequillo emo que harían las delicias más humedas de Freddy Mercury me parece de lo más demodé y pasado de vueltas que he visto en lo que va de año. Ella, que en su 1,57 de olfato musical supo resucitar el sonido disco ya con Light years abriendo la puerta a un sonido que nos ha acompañado durante años, ahora se sube al carro de la estética rock que las Breska girls y Strafalarius womans llevan vistiendo hace meses. Y no es que le queden mal los pantalones de cuero (dios, con esos tirabuzones… ) y que su flamante vestido no sea arrancable a mordiscos, pero es que ya ni enseña el culo.
Me parece fatal, Kylie.

R: Hace dos minutos teníamos tu y yo una conversación la mar de interesante que decía algo así: “La Róisín ya ha hecho un Ruby Blue, ¿por qué tendría que ser Overpowered un nuevo Ruby Blue?” (y que conste que de La Róisín ya hablaremos más adelante, que con su último disco sí que tenemos fanatismo compartido y ligeramente emo). Así que, ¿por qué debería hacer Kylie un nuevo Fever? A mi tampoco me convencía Body Language al principio y, sin embargo, tengo que reconocer que hoy por hoy escucho Slow y me parece una de las canciones con más estilo y sensualidad de los últimos tiempos. Y ahora llegamos a 2 hearts, que es lo que nos ocupa. Y yo me pregunto: mucho Svaroski y mucha Breska, ¿pero dónde te has dejado la palabra clave en este retorno de Kylie? ¿Que cuál es esa palabra? Glam. Glam por un tubo. Que sí: que cholas + calaveras + svarovsky + rockdebaratillo + h&m tiene más peligro que el Enola Gay sobrevolando una población asiática. Pero es que yo diría que 2 hearts no va de eso. Los maromos pintorrejeados del fondo (que tú dices que van rollo Freddy Mercury… yo digo van rollo Marilyn Manson), la distorsión sonora de sinte y, sobre todo, ese “uuuhhhh” en cada estribillo que se te mete en la cabeza y no te abandona ni cuando estás cortando las verduras en juliana… puro glam, sí señora. Te admito que, cuando me hables de revivial bochornoso del rock, menciones a La Brinni con su I love rock’n’roll (por mucho que me duela). Pero esto es otra cosa. Tan diferente como La Brinni y La Kylie. Lo dicho: uno de los hits del año a la espera del disco al completo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: