myspace4girls. El fenómeno maispeis.

lilyR: Desde el principio, y Estela puede corroborar lo que voy a decir, me declaré en contra del fenómeno myspace (así, con minúsculas). Por ahí lo han dicho más de una vez: myspace es el mayor portal de contactos que existe. Y encima está camuflado como ejercicio de moderneo (al que se le está pasando el arroz, todo sea dicho). Además, yo siempre he sido “de escribir” más que “de poner fotos”, así que parecía que myspace y yo habíamos nacido para estar eternamente divorciados. Así las cosas, es normal que desde el momento en el que los declararon “la primera generación surgida del myspace“, gente como Beirut o Lily Allen me desagradaron. Profundamente. Y, mira tú por donde, un tiempo después no sólo tengo un myspace, sino que además me he rendido a las excelencias de Lily Allen como diva borracha (verla en el Summercase tirando cubatas al público de Arcade Fire fue un momento de epifanía) y, sobre todo, a las dulces partituras de Beirut. De un tiempo a esta parte, Elephant Gun se ha transformado en una canción perfecta para levantarme por las mañanas… y sus discos (bueno, su disco y su EP) en una inyección de optimismo cuando el día se vuelve ligeramente gris.

E: Es decir, myspace representa el súmum de la democracia de la comunicación virtual. Esa utopía tan fantástica y súper guay que se basa en el hecho de que todos tenemos derecho a ser observados, admirados o escuchados. Y de ahí al estrellato de la MTV o de la disco más popular de tu ciudad. Así, hoy en día si no tienes myspace, practicamente no existes.
Como todo la cosa tiene su lado bueno y su lado malo. El malo es que como algún productor listillo ronde tu página y le guste lo que ofreces (buena imagen y algo de músiquilla en el caso de los miles de artistas emergentes que te encuentras por ahí) te va a adoptar y te va a meter hasta en la sopa, convirtiéndote con veintidós años en una niñata engreída, capulla, alcohólica y semidrogadicta, caso de Lily Allen. O bien en el fenómeno musical del año para outsiders musicales pajilleros, caso de Beirut (que a mí me suenan igual que los rumanos que se suben a dar por saco en el tren de cercanías de la costa). Pero también tiene el lado bueno, que es el que permite que grupos originales con difusión cero puedan ser conocidos y adquieran la importancia que deben tener en el panorama, caso de Gil Mantera’s Party Dream, que hasta el momento es lo que ha hecho que para nosotros valga la pena la existencia de este fenómeno que es el myspace. Y para cualquiera que se lo pregunte, sí, Raül y yo tenemos myspace, porque pensamos que hay que ser absolutamente moderno. Aunque haya que pagar algún que otro peaje.

gilmanteraR: Ya se sabe, la vida del moderno está llena de peajes (que si ahora se lleva la cintura baja, que si ahora se lleva alta, que si chapas en el pezón, que si me pongo un piercing en el codo…). Algunos se pagan con más gusto que otros. Y sí, lo dicho: para nosotros lo de Gil Mantera’s Party Dream ha sido lo que ha hecho que valga la pena lo de apuntarnos a lo de myspace. Porque mira que es difícil dar con alguien decente (nuestro buzón suele estar lleno de peticiones de amigos de gente que se hace llamar Jeliza o Mandy y que, curiosamente, comparten la misma foto: guarras en bikini). Y, sin embargo, de vez en cuando alguien se descuelga por allí con la fuerza glam filo-gay de Gil Mantera’s Party Dream o con el arrebato popero sixties de The Bicycles, por cambiar de tercio con otros que también descubrí en myspace y que se han convertido en uno de mis imprescindibles gracias a su maravilloso primer álbum (The Good, The Bad & The Cuddly). Pero bueno, como todo el mundo sabe, dar con un nick en myspace es bastante difícil, de forma que la mayor parte de myspaces de la gente de la que estamos hablando no coincide con sus nombres. Quien quiera buscar, ya sabe: ponga usted “XXXXX myspace” en Google y encontrará lo que busca. Incluso nuestro maispeis.

E: (Esto es una postdata…¿por qué Raül tiene tendencia a elevar a divas personales a personajes como Lily Allen, Amy Winehouse o Britney Spears, conocidas todas por su elevada talla filosófica y literaria?)

R: (Pues no tengo respuesta a una pregunta de tal envergadura. Pero… ¿te he dicho alguna vez que tu TAMBIÉN eres una de mis divas personales? Allí entre medio de la Brinni y la Amy…)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: