The Shepherd’s dog – Iron & Wine (en las venas)

ironwine-theshepherdsdogR: Empecemos con una declaración de intenciones: lo mío con Iron & Wine jamás podrá ser objetivo. Por múltiples razones. Pero, para empezar, porque es uno de esos pocos artistas que me agarran de las paredes del estómago y estiran hacia la boca de mi garganta. Lo que viene a decir que escuchar los discos de Sam Beam, para mí, es algo bastante visceral: como si este hombre escribiera las canciones que yo escribiría si tuviera una mínima idea de música. Pero la cosa no se queda ahí: más allá de lo subjetivo, los directos de Iron & Wine son exquisitos (al menos el que nosotros degustamos, eh, Estela?) y cada nuevo disco es una celebración de calidad y buen gusto. ¿Que es muy folkie? Sí señor. Claro que sí. ¿Y quién ha dicho que yo no sea muy folkie?

Sigue leyendo