music4girls is born…

R: La tarea de un primer post siempre es algo difícil. Y más cuando tiene que ser un primer post escrito entre dos personas. Pero, ¿¡qué coño!? ¡Nos gustan los retos! Y después de mucho tiempo planteándonos cómo hacer un blog entre los dos, por fin parece que hemos dado con la fórumula. Es sencillo: los párrafos que veáis iniciarse con una R los escribiré yo (Raül), y los que estén encabezados por una E, no es muy difícil, serán obra de Estela. Ahora bien, ¿Quiénes son Raül y Estela? Esta parte también es un peaje que ha de pagar todo nuevo blog, pero como tenemos ganas de ser originales, vamos a describirnos mejor el uno al otro. Venga, empieza Estela

E: A riesgo de sonar pedante o snob, un peligro que seguramente corramos más a menudo de lo deseado en este blog, sólo hay una forma de describir a mi compañero: es pura entropía.
Y para quien el término le suene a chino diré que la mejor forma de imaginarse a Raül de la forma más gráfica posible es haciendo un mogollón con un boli en un papel blanco. Un dibujo sin orden ni concierto, con trazos pasando sobre sí mismo millones de veces dejando pocos espacios al vacío del papel. Y sin embargo no se lleven a engaño, Raül, como los dibujos que se hacen de forma distraída y que al final resultan más un tachón que otra cosa más significativa, tiene su propia estructura interna; primero a la derecha, luego hacia la izquierda, un poquito hacia abajo, de nuevo a la derecha y así hasta el infinito dando lugar a una secuencia que al final, sólo conoce el que la dibuja, y que el resto de mortales no debe intentar comprender, sencillamente porque no está en su mano.
Y luego viene lo mucho que sabe de música, y que cada canción que acuña con pasión acaba tarde o temprano conviertiéndose en un himno generacional, como la que da nombre a este blog, pero eso ya es otra historia.

R: Después de buscar en la RAE la palabra entropía y darme de bruces con la definición “medida del desorden de un sistema” (que digo yo que por ahí iban los tiros), me he puesto a escribir sabiendo que no podré estar a la altura de las palabras de Estela. Porque la verdad es que para describirla no me gustaría recurrir a palabras extrañas que no le harían justicia de ninguna de las maneras: ella es simple, pero no simple como el mecanismo de la palanca, más bien simple como las miradas con las que a veces me atraviesa y me dice más cosas de las que podría decirme con media hora de conversación. Simple como la capacidad de hacerte sentir bien a su lado o simple como la verborrea incontenible sobre la que te deslizas cuando viajas de chorrada a chorrada hasta darte cuenta de que las veces de tu vida en las que más cerca te sientes de estar protagonizando una peli de Monthy Python es cuando acabas compartiendo cervezas con ella sea donde sea. Simple como esa simplicidad que descubres, de repente, después de romperte la cabeza con un puzzle que a primera vista te pareció dificilísimo. Algunos lo llamaran amistad. Pero yo la llamo Estela.
Y sí: ahora que ya hemos procedido a hacernos unas pajillas, deberíamos pasar a cosas que interesen de verdad a los lectores. ¿Explicamos más o menos de que va a ir este blog?

E: First of all (¿lo veis? os advertí de que esto sería muy snob a ratos) decir que este blog nace como una necesidad. Después de devaneos varios por la red sentimos la necesidad de tener un espacio libre de prejuicios y sin apenas directrices estilísticas o temáticas. Y es que una cosa que tenemos, es que somos muy eclécticos. De ahí que optáramos por abrir un blog en el que pudieran tener cabida todas nuestras filias y nuestras fobias sin ningún tipo de lastre. Así que “music4girls” pretende ser un hueco de libertinaje del ocio donde pueda caber todo lo que nos encanta y todo lo que odiamos, una pequeña reacción a ese sentimiento del que habla la canción que nos da nombre, y es que ambos en algún momento de nuestras vidas también hemos oído algún comentario despectivo o extrañado de las cosas que nos gustan. Eso es lo que yo creo, pero también estaría bien que Raül diera su punto de vista…

R: Pues mi punto de vista, ¿cómo va a ser diferente? Bueno, sí, venga, voy a añadir que este blog es un nuevo punto y parte en nuestra tendencia a dar la nota. Cuando íbamos a la universidad teníamos conversaciones guarras en el tren y bailábamos en el podio de Zeleste. Ahora, en la era de los blogs y los egologs, ¿cómo no ibamos a apuntarnos? Lo dicho: que nadie espere nada normal de music4girls. Porque esto va a ser lo más similar a una conversación (sin concesiones, sin vergüenza, sin piedad) entre amigos sobre todo aquello que escuchan y ven. ¡Saludos a todos!

E: Como cuando estás en un bar y oyes una conversación acalorada que se escucha por encima de cualquier otro sonido; porque en esos momentos a todos nos da por poner la oreja y quedarnos con todo lo que se comenta con tanto ardor. Sólo que aquí será de forma intencionada (como muchas de las conversaciones que tenemos, porque nos escanta que la gente se escandalice con nuestra actitud) y sin moverte del sitio. Y puedes estar de acuerdo o no, pero como buenos esnops que somos, siempre haremos ver que tenemos toda la razón.

Y para empezar, mañana hablaremos sobre el nuevo disco de Sophie Ellis Bextor, si no sabes quién es busca en Youtube “Murder on the dancefloor” y entenderás porque la amamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: